Reportaje de boda natural sin perder la elegancia del gran día

El reportaje de tu boda también es para toda la vida

Para mí, hacer un buen reportaje de boda consiste en contar a través de imágenes todo lo que se vive ese día.

Las parejas en el día de su boda están desbordados de emociones y pendientes de muchas cosas. Para eso está el fotógrafo, para captar cada detalle, cada emoción y anécdota. Hasta la que los novios no ven.

Aunque los novios son los protagonistas en el reportaje tiene que haber hueco para todo el mundo. Los abuelos, los niños, la familia, los amigos, el perro…  Las personas que habéis querido que en este momento tan importante estén a vuestro lado son parte de vosotros.

También los pequeños detalles que habéis elegido para decorar, comer, regalar… Todo, absolutamente todo forma parte de cómo habéis decidido casaros y por tanto tiene que estar en vuestros recuerdos.

Otra de las cosas que más me gusta de realizar el reportaje de vuestra boda es la cantidad de emociones y sentimientos que en unas horas ocurren delante de mi cámara. Hay sonrisas y carcajadas, reencuentros, abrazos, lagrimas, diversión y sobretodo ¡emoción! Una auténtica maravilla para crear el reportaje de vuestra boda.

Puedes ver más aquí