Fotografía de embarazo

Una fotografía de embarazo es un bonito regalo para tus hijos. Ahora empieza su historia, son las primeras fotografías de su álbum familiar y este momento merece tener un reportaje de calidad.

Hay muchos sentimientos que te acompañan durante estos meses. Muchos de ellos opuestos… parte de la magia que tiene esta etapa tan especial y por ello es muy importante guardar estos sentimientos en papel, poder recordarlos siempre y que tus hijos vean lo guapa que estaba su madre embarazada.

Natural y cómoda

La fotografía de embarazo requiere sensibilidad para que te veas perfecta. Me gusta hacer estos reportajes tomando fotografías elegantesdelicadas buscando siempre la naturalidad.

El momento idóneo para hacer el reportaje de embarazo es alrededor de la semana 30, dependiendo de la barriguita que tengas ya y de como te encuentres. Si llevas buen embarazo se puede hacer perfectamente en la semana 34 o 35, a partir de ahí ya es más probable que no te apetezca tanto.

Lo mejor es que tengamos una reunión (presencial o telemática) para hablar de estilismo y de cómo haremos el día de la sesión.

Puedes elegir una sesión de estudio en el que podamos hacer fotografías con poca ropa, una sesión de exterior en plena naturaleza aportando frescura y relajación a tu embarazo. ¡Y la que más me gusta, una combinación de las dos! Algunos retratos de estudio y un paseo por un bonito lugar con la luz del día, incluso tu casa puede ser un buen sitio.

Ante cualquier duda puedes contactarme.






Recent Portfolios